Nuestro 2020; ni tan bien ni tan mal


No vamos a negar que este año ha sido horrible porque lo es, pero echando la vista atrás, lo acabamos orgullosísimas del equipo que somos y del trabajo que hemos hecho. Lo decimos poco, pero creemos que somos un equipazo incansable!


Nos enfrentábamos al mejor año de Detallerie; teníamos más eventos que nunca y de unas características brutales!! Sentíamos vértigo y a la vez una ansiedad enorme por empezar temporada y poder vivir lo que llevábamos meses planificando... pero TODO se frenó.

Y no solo se frenó sino que desde la incertidumbre, desde el encierro y el desconocimiento, tuvimos que enfrentarnos en primera línea a cambios constantes en los contratos, políticas de cancelación, de aplazamiento, de aplazamiento + aplazamiento, de nuevos pagos, de reservas pero sin reservar, etc. a la vez que sosteníamos a nuestros clientes y sus emociones, frustraciones, enfados, malas noticias, tristeza, decepción, incertidumbres, y un largo etc.


Nos encontramos mediando entre ese combo explosivo de sentimientos, y el miedo, desolación, desconocimiento, voluntad y desesperación de los equipos de proveedores con los que tantísimas veces compartimos horas y horas de batallitas y que no podían hacer más que ver cómo sus empresas, que tantas alegrías estaban acostumbradas a repartir, se iban a pique a marchas forzadas.

Escuchamos mucho, escuchamos mucho, escuchamos muchísimo. Nuestras cabezas acumulaban una de horas de reuniones, llamadas, emails incontables... escuchar, comprender, analizar, responder, y mediar fueron nuestras máximas durante varias semanas y meses.


Después, la cantidad de bodas y planes que organizamos... A, B, C, D, E... nunca habíamos organizado tantas bodas a la vez para cada cliente!! Y aun así, acabar temporada sin haber realizado ni una (podéis reíros!). Recordaremos 2020 por el año en el que más bodas organizamos y menos realizamos.


De repente llegó un día en el que toda esa energía que habíamos ido acumulando, empezó a salir en forma de nuevas ideas, proyectos, cambios, ilusión, fuerza, trabajo... paradójicamente, cuando más incertidumbre reinaba en el ambiente, más claro teníamos hacia donde queríamos llevar nuestra empresa.

Y así hemos llegado a final de año, sin darnos cuenta y pidiendo más días a 2020 para seguir con todo lo que hemos creado este último tiempo.

Nos tiramos de cabeza a una piscina vacía: sacamos nueva web dejando ver más nuestras caras y enseñando menos nuestro trabajo; estrenamos una shop online con cada vez más productos propios para cubrir todo lo que nos pedís, trabajamos en nuevos servicios convirtiéndonos casi en las agencias de comunicación de las que hace años salimos por patas... y muchas más cosas que se cuecen para este nuevo año.


Así que sí; 2020 no ha sido para Detallerie el mejor año, pero tampoco ha sido el peor. Estamos convencidas de que ha sido el año que más nos ha unido y consolidado como equipo, el año que nos ha dado lo que necesitábamos para perder el miedo y lanzarnos, el que nos ha enseñado que en nuestro interior tenemos las mejores herramientas para salir adelante.

Y con toda esta fuerza nos preparamos para 2021; para seguir haciendo realidad todas esas fantásticas bodas que se quedaron por el camino y otras tantas nuevas que han surgido, para seguir creciendo con nuevas experiencias y nuevos proyectos.


No sabemos qué nos traerá pero sí que tenemos clarísimo, cómo queremos afrontarlo!


Así esperamos que tengáis también un feliz 2021 y gracias por seguir acompañándonos!



EVENTOS Y COMUNICACIÓN

hola@detallerie.com

650 471 776

c/ Marges 8, St Cugat del Vallès

Barcelona

Síguenos en Instagram

  • Instagram Detallerie
  • Vimeo Detallerie
  • Pinterest detallerie
  • Facebook Detallerie

 · Todos los derechos reservados ·